La ciberseguridad se vuelve fundamental en la innovación tecnológica.

Home » News » La ciberseguridad se vuelve fundamental en la innovación tecnológica.

La transformación digital ha instaurado un mundo en el que convivimos con vehículos autónomos, fábricas inteligentes, ciudades totalmente conectadas, y donde el uso adecuado de grandes volúmenes de datos nos proporciona información valiosa. Pero, ¿somos conscientes de las amenazas que rodean estos avances?

 La innovación tecnológica progresa a un ritmo vertiginoso proporcionando ventajas en todos los sectores, pero a su vez los riesgos también están prosperando y exponiendo a las empresas a un nuevo escenario donde las amenazas son mucho más abundantes y sofisticadas. Con las amenazas cibernéticas evolucionando de manera rápida y continua, establecer una estrategia eficaz de Ciberseguridad es cada vez más fundamental para generar confianza a la hora de apostar por la transformación digital.

 Si hablamos de sistemas con aplicaciones industriales, la seguridad es incluso más considerable, ya que una brecha de seguridad puede ocasionar no sólo indisponibilidad del servicio o alteración de la información, sino daños personales o a infraestructuras.

 En esta línea, la Ciberseguridad aporta valor real para la continuidad del negocio, donde la ciber-resilencia es una marca de calidad de cara a la innovación, al ser capaz de gestionar de manera efectiva las ciberamenazas o ataques a los procesos.

 Durante el 2018 hemos sido testigos de cómo los líderes de las empresas están prestando más atención a los riesgos de Ciberseguridad y a cómo detenerlos, probablemente porque se están dando cuenta de los efectos negativos de no hacerlo. Una obligación que ha supuesto una ampliación de la demanda para reexaminar los procesos digitales, maximizar las estrategias de protección de datos y apostar por una gestión proactiva del riesgo de Ciberseguridad.

 Digital Twin y Ciberseguridad, tecnologías habilitadoras de la Industria 4.0

 El auge de la conectividad ha generado en el sector industrial una serie de amenazas, vulnerabilidades y posibles retos en torno a la Ciberseguridad que tienen un efecto inmediato en los Sistemas Ciberfísicos, el Internet de las Cosas (IoT) y los servicios digitales en general. La productividad e innovación son las armas de una industria digitalizada que es consciente de que sus sistemas son progresivamente más vulnerables a amenazas cibernéticas que incluso desconocen.

 Aprovechando las capacidades de la Industria 4.0, los digital twins (gemelos digitales) proporcionan réplicas virtuales del modelo físico que pueden usarse para ejecutar simulaciones, permitiendo resolver problemas más rápido al detectarlos con anticipación, predecir los resultados en un grado mucho más alto de precisión, diseñar y construir mejores productos, y servir mejor a sus clientes de una manera rentable, eficiente y segura. En pocas palabras, una tecnología innovadora que -predice el futuro- utilizando los datos para entender los riesgos y saber cuál será el mejor camino para continuar con el desarrollo de un producto o servicio, o de un determinado proceso industrial. Con un gemelo digital, no hay necesidad de arreglos iterativos que interrumpan la producción, y es más sencillo resolver los problemas que van surgiendo con seguridad y precisión.

 La sensórica y los elementos de control son capaces de conectar máquinas y dispositivos con plantas, redes y seres humanos, suponiendo una considerable puerta de acceso para los ciberataques. Con software adicional y análisis de datos, los digital twins pueden optimizar una implantación de IoT para lograr la máxima eficiencia, así como ayudar a los diseñadores a descubrir donde debería ir X o cómo funciona Y antes de que se implementen físicamente. Adicionalmente, estos modelos virtuales pueden ser utilizados como una herramienta innovadora para evaluar los posibles impactos de un ciberataque y para optimizar la resistencia del sistema a través de pruebas.

 Amenazas emergentes en Automoción: centros de datos en movimiento

 A nivel global, el sector de automoción es un referente en Industria 4.0, caracterizado por una cadena de valor compleja y fragmentada con una alta especialización tecnológica en la que todos sus eslabones aportan innovación, calidad y tecnología al producto final. Es el tercer sector industrial por inversión en I+D, representando más del 10% del total de la industria española, con la visión de convertirse en una industria sostenible, colaborativa y centrada en el cliente.

 En la actualidad la Ciberseguridad es una de sus prioridades. Los vehículos autónomos se están convirtiendo en centros de datos en movimiento adaptados a tecnologías innovadoras como la Inteligencia Artificial, la Nube o el IoT. De este modo, el software y la electrónica a través de sus interfaces representa un punto débil que a día de hoy ya cuenta con una superficie de ataque muy extensa, integrando en algunos vehículos más de 100 unidades de control electrónicas (ECUs). La interconexión con otros vehículos, tráfico y ciudades inteligentes, o el uso de aplicaciones móvil para abrir puertas y el sistema eCall de asistencia automática en caso de accidente (obligatorio para los vehículos nuevos de la UE) son ejemplos evidentes de posibles accesos de entrada que conectan directamente con los diferentes sistemas del vehículo (navegador, control de temperatura, etc.).

 Por consiguiente, es necesario impulsar la Ciberseguridad para toda la cadena de valor del vehículo: diseño, fabricación, montaje, control, programación, puesta en marcha, asistencia, mantenimiento, etc. aportando la confianza necesaria para poder minimizar impactos de posibles ataques o fallos. Como ejemplos tangibles de tecnologías de ciberprotección en el vehículo conectado contamos con soluciones específicas para problemas concretos; llaves inteligentes basadas en autenticación biométrica (Secure Smart Key ECU) o sistemas de detección y prevención de intrusos (IDPS).

 La innovación como palanca de la digitalización

 En definitiva, la innovación está desempeñando un papel importante en ambos lados de la Ciberseguridad: por ejemplo, las empresas están invirtiendo en tecnologías de Digitalización y Automatización, como los digital twins, que analizan rápidamente las vulnerabilidades potenciales y reportan actividades sospechosas. Pero a su vez el uso empresarial de la tecnología, como las aplicaciones de Inteligencia Artificial, Nube e IoT, también expanden posibles superficies de ataque.

Fuente: Eric Polvorosa Pascal, Secure e-Solutions de GMV

Posted on